¿Cuántos cilindros tiene un Vocho?

El Volkswagen Beetle, cariñosamente conocido en México como el "Vocho", es el automóvil más querido y duradero de América Latina. Su ubicuidad lo convirtió en un símbolo de la identidad cultural de México y, a pesar de la decisión de Volkswagen de suspender la producción del modelo en 2003, Vochos continúa siendo impulsado y apreciado por los mexicanos.

¿Cuántos cilindros tiene un Vocho?

El Vocho es uno de los autos más emblemáticos de México. Es amado y apreciado por todas las generaciones de mexicanos. Todavía están estacionados junto a casas rosadas en pequeñas ciudades y se pueden ver navegando en caminos baches en grandes ciudades, incluso hoy.

El Volkswagen Beetle llegó por primera vez a México en 1956, trayendo consigo una amplia gama de apodos: "El Huevito" (The Little Egg) en Cuba, "Coccinelle" (Ladybird) en Francia y todo lo famoso, pero no siempre correcto , Ortografía española de "Vocho". Se convirtió en uno de los vehículos más populares de México. Para 1973, uno de cada tres autos vendidos en México era un Vocho.

Lamentablemente, los Vochos ya no se usan como taxis en la Ciudad de México y se están volviendo más raros en las calles de la capital. Pero hay un grupo de mexicanos que aman tanto a sus Vochos que están tomando medidas para garantizar que su amado automóvil viva.

  Piezas de repuesto para VW Beetle en Tuxtla Gutiérrez

Ahora hay algunos Vochos en la carretera en México, pero la mayoría de ellos son coleccionistas y entusiastas que han restaurado sus vehículos clásicos. Algunos de ellos ahora se exhiben en museos y hay clubes de entusiastas que mantienen sus insectos en las carreteras.

Pero para la mayoría de los mexicanos, Vochos continuará siendo el automóvil que eligen para las necesidades de su familia. Todavía se los verán avanzando por la calle en pequeñas ciudades, todavía serán vistos conduciendo por la ciudad de 20 millones de personas y los Vochos continuarán teniendo un lugar especial en los corazones de los mexicanos que los conducen.

También hay algunas reinterpretaciones de estos clásicos que se han vuelto populares. Existe el nuevo E-Vocho, que reemplaza el motor de cuatro cilindros con un motor eléctrico. Es el último de una larga línea de reinterpretaciones modernas de autos clásicos que han encontrado un nicho entre los fanáticos de Vochos.

  Cómo quitar el encabezado de un asiento de Vocho

¿Cuántos caballos de fuerza tiene un Vocho?

Hay mucho amor por el error de Volkswagen en México. Mucho después de que se olvidaron sus homólogos europeos, el "Vocho" siguió siendo incondicional en la flota de transporte del país. Es un pequeño auto alegre, económico y reparable que se puede encontrar conduciendo por la ciudad en todas las formas y tamaños.

Tiene un motor de 1.6 L que está lleno de cuatro cilindros y 50 caballos de fuerza que es lo suficientemente impresionante por sí solo, pero agrega que el Vocho es un quemador de gas eficiente y que tienes un verdadero ganador. Su característica más notable es el hecho de que tiene una velocidad máxima de 165 kilómetros por hora, que es el más alto de cualquier vehículo con gasolina en el mercado en ese momento.

En su larga e ilustre vida útil, el Vocho ha visto una buena cantidad de actualizaciones y mejoras. Entre ellos, encontrará un diseño mejorado de tracción delantera, un nuevo ancla para el asiento trasero y un alternador más potente que reemplazó al antiguo generador, entre otros 87 cambios según Volkswagen.

  El Vocho no tiene radiador

Aunque el Vocho está siendo eliminado por Volkswagen, todavía tiene un seguimiento leal de los conductores que lo han hecho suyo. Es la única forma en que pueden permitirse moverse por la Ciudad de México.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad