Mantenga su automóvil funcionando sin problemas inflándolo correctamente

Cada fabricante de vehículos establece una presión de neumático recomendada específica, lo que hace después de pruebas extensas. Conducir en la presión recomendada de los neumáticos le dará un viaje cómodo y una mayor tracción en ciertos terrenos todoterreno.

Sin embargo, no debe llenar sus neumáticos a su presión máxima, ya que esto afectará la pared lateral y reducirá la tracción e incluso podría provocar explosiones. Puede encontrar su presión óptima en una pegatina en la jamba de su puerta o en el manual del vehículo.

Cómo inflar tus neumáticos

Una de las mejores cosas que puede hacer para mantener su automóvil funcionando sin problemas es asegurarse de que sus neumáticos estén correctamente inflados. Es fácil de hacer y le ahorrará dinero en gasolina, mantendrá el desgaste de sus neumáticos al mínimo y hará que conducir sea más seguro.

Comience con la presión recomendada del fabricante (que generalmente está en PSI) para su vehículo. Por lo general, se encuentra en una pegatina en la jamba de la puerta lateral de su conductor, la aleta de combustible, la puerta de la guantera o en el manual del propietario. La presión generalmente se enumerará para los neumáticos delanteros y traseros, así como para el repuesto.

Luego, ubique la válvula de aire y desenrosque la tapa. Coloque el medidor de neumáticos firmemente en el vástago de la válvula y presione hasta que escuche el silbido de aire o se muestra una lectura en el medidor de presión (puede tomar algunos intentos para obtener una lectura precisa). Si la presión es menor que la recomendación, presione el vástago de la válvula para agregar aire. Repita este proceso hasta que el PSI esté en el nivel recomendado.

Luego atornille la tapa de la válvula. Recuerde que incluso si sus neumáticos están en la presión adecuada, aún debe verificarlos periódicamente para obtener fugas y mantenerlas según las instrucciones en el manual de su propietario. Solo 1 PSI caída en su neumático puede hacer que su vehículo consuma hasta un 1% más de combustible.

El fabricante de neumáticos normalmente indicará la presión recomendada para los neumáticos delanteros y traseros, así como el repuesto en una pegatina ubicada dentro de la jamba de la puerta lateral de su conductor o en el manual de su propietario. La presión de neumático recomendada se basa en condiciones de neumáticos fríos, lo que significa que el neumático no ha sido conducido en más de una milla y ha estado sentado durante al menos tres horas. Un medidor de presión de los neumáticos es económico y se puede encontrar en muchas tiendas de autopartes. El proceso de verificar la presión de su neumático toma solo unos minutos y es muy fácil de hacer. También encontrará que sus neumáticos conducen mejor, usan menos gasolina y duran más cuando se inflan correctamente.

  ¿Qué sucede si deja de pagar un coche?

La presión correcta

A menos que esté planeando llevar su automóvil a la pista, es mejor seguir las pautas de presión de neumáticos recomendadas del fabricante, que generalmente se imprimen en algún lugar dentro de su vehículo. La presión ideal para sus neumáticos es un equilibrio entre la comodidad de conducción, el desgaste de la banda de rodadura, la economía de combustible y el manejo. En general, la presión máxima no es el camino a seguir; Tener sus neumáticos inflados a ese límite hará que tengan menos pared lateral y, por lo tanto, sean más susceptibles al daño por irregularidades de la carretera, así como a crear un viaje más duro. También puede reducir su umbral de frenado, hacer que sea más difícil tomar esquinas apretadas y aumentar la probabilidad de un reventón de los neumáticos, ya que empujará más peso a través del centro del neumático que los bordes exteriores.

La mayoría de los vagones de pasajeros están diseñados para ser conducidos con un máximo de 40 psi, lo que proporcionará el mejor equilibrio entre el rendimiento y la comodidad, así como la economía de combustible y el manejo. Es común que algunos conductores inflan sus neumáticos más altos que este nivel recomendado, pero hacerlo puede hacer que el centro del neumático se desgaste más rápido y reducirá la eficiencia debido al aumento de la resistencia a la rodadura. Sin embargo, es importante tener en cuenta que muchos vehículos híbridos y eléctricos tienen sus presiones de neumáticos recomendadas establecidas en 40 psi, lo que ayudará a maximizar su rango y proporcionará una mejor tracción en la nieve y la lluvia.

Es importante tener en cuenta que la presión óptima para sus neumáticos cambiará con el tiempo, especialmente a medida que cambia la temperatura. En promedio, sus neumáticos perderán 1-4 psi (0.1-0.3 bar) por mes, pero esto puede ser más significativo si hay una caída de temperatura repentina. Por lo tanto, es crucial verificar sus neumáticos al menos una vez al mes y después de cada cambio importante de temperatura.

Por último, no olvide que la presión de los neumáticos en su automóvil será diferente de la de su llanta de repuesto, por lo que es importante que ambos se verifiquen y superen según sea necesario. Para obtener los resultados más precisos, es mejor verificar la presión de sus neumáticos cuando están fríos. Esto se debe a que la fricción entre sus neumáticos y la carretera mientras conduce los calentará, lo que puede causar una lectura falsa.

Neumáticos no inflados

Los neumáticos son la única parte de su automóvil que tocan la carretera y, por lo tanto, juegan un papel crucial tanto en su comodidad como en su seguridad mientras conduce. Sin embargo, a pesar de este hecho, a menudo son una de las partes más descuidadas del vehículo. Esto es especialmente cierto con respecto a su presión de aire, lo que puede conducir a muchos problemas, incluida la sobreinflación (que le da un viaje hinchable) y la influencia (que provoca un desgaste prematuro de una mayor fricción).

  Las largas y cortas marchas de la caravana

En la mayoría de los automóviles, la presión de neumática recomendada para sus neumáticos delanteros y traseros, así como el repuesto, se muestra en una etiqueta de presión de neumático ubicada dentro de la puerta del conductor o en la tapa del maletero. Estas pautas se basan en la estricta investigación del fabricante y deben cumplir con el mejor rendimiento.

Si tiene una llanta pinchada o incluso un neumático que no está influido, puede causar daños significativos en su automóvil y ponerlo en peligro mientras conduce. Esto se debe a que sus neumáticos serán mucho más propensos a fallar debido al exceso de fricción y al aumento de la superficie que está en contacto con la carretera.

Los neumáticos subinflados también hacen que su motor trabaje más duro ya que aumentan la cantidad de resistencia a la rodadura. Esto puede resultar en una economía de combustible deficiente y tendrá que gastar más dinero en la estación de servicio.

Otro problema con los neumáticos sin flotación es que reducen el manejo de su automóvil, lo que le dificulta la maniobra al estacionar o tomar giros apretados. Esto puede ser particularmente peligroso durante las condiciones de malos clima, como el agua estancada o el hielo en la carretera.

Afortunadamente, hay varias formas de verificar la presión de aire de sus neumáticos, y la mayoría de ellos se pueden hacer en casa. Una manera buena y fácil es usar un medidor de presión del neumático, que es una pequeña herramienta que tiene un extremo que se ajusta directamente al tallo de la válvula de su neumático. El otro extremo empuja una pequeña regla que le muestra la presión exacta de su neumático en PSI. Asegúrese de que sus neumáticos estén fríos al usar el medidor y deprima firmemente hasta que escuche el sonido del silbido desaparecer.

Neumáticos sobreinflados

Si alguna vez ha conducido un automóvil con neumáticos sobreinflados, probablemente sepa que puede ser extremadamente incómodo. Los neumáticos sobreinflados hacen que el vehículo vibre y puede causar un viaje lleno de baches. También reduce el área de contacto entre el neumático y el camino, lo que puede conducir a una falta de tracción.

La mayoría de los neumáticos automotrices modernos están clasificados para un rendimiento óptimo entre 27 y 35 psi. Puede encontrar la presión recomendada en una pegatina dentro del marco de la puerta de su conductor o en una etiqueta en la guantera, puerta de combustible, debajo del capó o en el manual de su propietario. También puede usar un medidor de presión de aire, que está disponible en la mayoría de las estaciones de servicio. Cuando verifique la presión, asegúrese de que los neumáticos estén fríos y que el medidor esté unido a la válvula del vástago correctamente para que ningún aire escote mientras está inflado.

  ¿Escuchar la radio drena la batería?

Es importante revisar sus neumáticos regularmente, y debe hacerlo con más frecuencia en el invierno, ya que las temperaturas frías hacen que pierdan presión. Un cheque regular puede evitar neumáticos con influencia inferior o sobreinflada, que desperdician dinero, aumentan el desgaste de sus neumáticos y afectan qué tan bien puede controlar su vehículo.

Si sus neumáticos están sobreinflados, puede encontrar el PSI recomendado en una pegatina en el marco de la puerta del lado del conductor o en una etiqueta en el manual del propietario. También puede usar un medidor de presión de neumáticos. Una vez que tenga el medidor, retire la tapa de la válvula del neumático, luego coloque el calibre en el vástago de la válvula. Presione para que no se fugas de aire, luego atornille la tapa de la válvula. El medidor debe leer la presión del aire correctamente, pero la lectura puede tardar unos segundos en aparecer en los modelos digitales.

Una vez que haya encontrado el PSI correcto, llene sus neumáticos con aire hasta que estén en ese número y conduzca a una estación de servicio. Luego, use la bomba para agregar aire a cada neumático hasta que esté en su PSI recomendado. Recuerde que se espera que la presión de los neumáticos aumente durante todo el día, debido a las mayores temperaturas diurnas y la conducción, lo que calienta los neumáticos.

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad